07 mayo 2007

Tarazona

Esta pasada Semana Santa la hemos pasado en Tarazona.Hemos elegido este pueblo porque me habían hablado muy bien de él: buena comida, edificios históricos, el Moncayo y algun lugar más de su comarca que merecía la pena visitar.
Además es ese lugar que nos queda cercano a casa y que siempre dejas para :"...ya iremos un puente...."

Nos alojamos en el pequeño hostal Santa Agueda, muy céntrico y con mucho encanto. Destacar el pequeño comedor que tienen dedicado a la artista local Raquel Meller, a la que tenemos que reconocer que no sabíamos de su existencia y comprobamos con la gran cantidad de fotos y recortes de periódico de la época (años 20) que fue una artista de fama mundial que cantó, hizo cine, musicales e incluso fue acusada de espía por los franquistas....
Con un trato buenísimo este hostal fue la base para todas nuestras visitas por la zona.
Además de ver el pueblo nos acercamos al Monasterio de Piedra (no está precisamente cerca, pero...) al de Veruela, Castillo de Trasmoz, a casi todos los pequeños pueblos de la comarca y un par de paseitos por la zona del Moncayo; bueno lo que nos permitió el mal tiempo que en general disfrutamos.


Zona vieja de Tarazona



Antiguas murallas de la ciudad. Solo queda una pequeña parte.



Plaza de toros de forma octogonal rodeada de viviendas. Se utilizó hasta 1870.





El estilo mudéjar está presente en todas las construcciones



Calle de la Judería...



...con sus casas "colgadas"



Fachada del Ayuntamiento




Por la noche todos sus principales monumentos están iluminados



Y como era Semana Santa no podían faltar las procesiones



Esto es Tarazona; el resto de la comaraca y demás paseos en la siguiente entrega...

4 comentarios:

Kepa dijo...

y no quereis subir el Moncayo y algún otro pico que hay que trepar que he encontrado por ahí???!!!!

Joan González dijo...

Me encanta Tarazona, tiene estilo

salut

joan

Joana dijo...

Que fotos más bonitas esas nocturnas!!!

Nunca he estado en Tarazona.

Marc dijo...

La de la prcesión de los fantasmas es brutal